Suscríbete a nuestro boletín
Cada semana recibirás nuestras últimas noticias y novedades.
 
TECNOLOGIA
Nueva Blackmagic URSA Mini Pro 12K
16/07/2020
Con nuevo sensor Super 35 12K, grabación en formato Blackmagic RAW y colorimetría de quinta generación.

A falta de una edición de IBC Show este año donde poder hacer el anuncio, Grant petty, CEO de Blackmagic Design, ha anunciado a través de YouTube la nueva  Blackmagic URSA Mini Pro 12K, una cámara cinematográfica digital que incluye un sensor Super 35 (12 228 x 6480) y un rango dinámico de 14 pasos para filmar a frecuencias de hasta 60 f/s en 12K con una resolución de 80 megapixeles por cuadro. Esta nueva versión de la URSA Mini aprovecha las ventajas de la colorimetría de quinta generación desarrollada por el fabricante australiano y grabar en su formato Blackmagic RAW.

La nueva Blackmagic URSA Mini Pro 12K, disponible ya este mes a 9.995 dólares (unos 8.800€) viene como siempre en el caso de esta compañía a revolucionar la cinematografía digital con un sensor Super 35 (12 288 x 6480) y 14 pasos de rango dinámico integrados en el armazón de la cámara. Con 80 megapixeles por cuadro, una nueva colorimetría y la flexibilidad del códec Blackmagic RAW, permite trabajar en resolución 12K. El proceso de sobremuestreo en resolución 12K ofrece  mejores imágenes en 8K y 4K, con tonos de piel sutiles y gran detalle. También es posible rodar a 60 f/s en 12K, 110 f/s en 8K y hasta 220 f/s en 4K (Super 16). Por otra parte, este modelo dispone de una montura PL intercambiable, filtros de densidad neutra integrados, dos ranuras para tarjetas CFast y SD UHS-II, y un puerto de expansión USB-C SuperSpeed.

La nueva URSA Mini Pro 12K está pensada para largometrajes, series de televisión y contenidos en formato IMAX. Ofrece, según el fabricante, gran definición en torno a los objetos, lo cual hace que sea ideal para trabajar con fondos verdes y efectos visuales, así como composiciones en directo y gráficos computarizados. Gracias al proceso de sobremuestreo en 12K, no solo permite lograr una definición y un color mejorados en resolución 8K, sino también un aspecto más homogéneo, debido a que la atenuación de los bordes es imperceptible.

El sensor de la cámara ofrece una resolución original de 12 288 x 6480 y 80 megapixeles por cuadro. Además, oferta 14 pasos de rango dinámico, un valor ISO nativo de 800 y una cantidad equitativa de pixeles rojos, verdes y azules, además de haber sido optimizado para imágenes a distintas resoluciones. De esta forma, es posible grabar en resolución 12K a 60 f/s o emplear la función de redimensionamiento integrada para grabar imágenes en 8K o en formato RAW 4K, a un máximo 110 f/s, sin necesidad de cortar o modificar la visión de campo. Por otro lado, gracias a su montura intercambiable, permite elegir entre una amplia gama de objetivos clásicos y modernos.

El sensor del modelo URSA Mini Pro 12K y el códec Blackmagic RAW han sido diseñados en conjunto, para facilitar las dinámicas de trabajo en formato RAW de 12 bits con resolución 12K. Este formato de última generación sería muy eficiente, ya que posibilita rodar en dicha definición y editar el material en un portátil, una característica que no ofrece ningún otro códec. Además, la gran resolución del sensor hace que sea posible volver a encuadrar las tomas durante la posproducción para obtener imágenes en 8K y 4K. Es como realizar una producción multicámara con una sola unidad. Este modelo también es óptimo para grabar de manera vertical o en formato 1x1. El diseño avanzado del sensor y el formato Blackmagic RAW posibilitan la posproducción en cualquier resolución de manera instantánea, sin necesidad de renderizar el material, y manteniendo la precisión cromática del sensor.

Las opciones Q0 y Q5, junto con las nuevas Q1 y Q3, mantienen el nivel de calidad, permitiendo que el grado de compresión se adapte para que coincida con los detalles de la escena. Por su parte, las versiones Blackmagic RAW 3:1, 5:1, 8:1 y 12:1 emplean una velocidad de transferencia constante, con el propósito de mantener la consistencia en el tamaño de los archivos y lograr la mejor calidad posible. Es posible grabar en formato RAW en dos tarjetas CFast o UHS-II simultáneamente, por ejemplo, en 12K u 8K, incluso a frecuencias de imagen altas. Además, Blackmagic RAW guarda los metadatos de la cámara y del objetivo, así como el balance de blancos, la información de la claqueta digital y las tablas de conversión personalizadas, con el propósito de asegurar la consistencia de las imágenes durante el rodaje en el set y la posproducción.

Al grabar en formato RAW con resolución 12K, se lograría el máximo control en los detalles, la exposición y el color durante la posproducción. El proceso de sobremuestreo permite obtener imágenes nítidas en 8K con bordes bien definidos. Más aún, Blackmagic RAW ha sido diseñado para agilizar la posproducción en 12K, facilitando también el trabajo con archivos tradicionales en HD o UHD. Este códec ha sido optimizado para unidades CPU multinúcleo que ejecutan varios procesos simultáneamente, dinamizándolos mediante la GPU a fin de brindar compatibilidad con plataformas como Metal, CUDA y OpenCL. Esto ofrece la oportunidad de procesar los archivos RAW de la cámara sin necesidad de crear otros con menor resolución. Las imágenes en formato Blackmagic RAW 12K cuentan con altos grados de resolución y calidad para realizar superposiciones, composiciones y tareas de redimensionamiento, estabilización y seguimiento, tanto en 4K como en 8K.

La colorimetría de quinta generación de Blackmagic incluye una curva cinematográfica diseñada con el propósito de utilizar la máxima información de datos cromáticos provenientes del sensor del modelo URSA Mini Pro 12K. Esto ofrece una respuesta cromática mejorada para tonos de piel más atractivos y una renderización optimizada de los colores con saturación alta, como en carteles de neón y luces traseras de automóviles en escenas de gran contraste. Además, se realiza un procesamiento complejo de las imágenes en formato Blackmagic RAW, conservando los metadatos relativos a la información del color y del rango dinámico captada por el sensor, para emplearlos en la etapa de posproducción. Por otro lado, esta nueva tecnología es compatible con archivos Blackmagic RAW rodados con anterioridad, por lo que es posible aprovechar las ventajas de la nueva curva cinematográfica en trabajos previos.

La nueva URSA Mini Pro 12K sría, según Grant Petty, como varias cámaras en una, ya que permite rodar a resoluciones y frecuencias de imagen habituales en 4K, 8K e incluso 12K con un nivel de detalles sobrecogedor. Esta unidad ofrece 80 megapixeles por cuadro a 60 f/s en formato RAW, es decir que es posible sacar fotografías y grabar clips ideales de manera simultánea, así como rodar a una frecuencia de hasta 60 f/s en 12K (17:9, 12.288 x 6480). Para frecuencias de imagen más altas, cabe la posibilidad de utilizar una resolución de 8192 x 4320 a un máximo de 110 f/s o de 8192 x 3408 a 140 f/s, e incluso reducir el área del sensor al formato Super 16, a fin de captar imágenes en formato DCI 4K (4096 x 2160) a 220 f/s. Las opciones para frecuencias de imagen y resoluciones de este modelo proporcionan una flexibilidad sin igual con el propósito de brindar una mejor renderización del material, con bordes más definidos en 8K y 4K, incluso a frecuencias más bajas.

La nueva cámara ofrece un gran ancho de banda y tres opciones de grabación en 12K, una resolución casi diez veces mayor que la definición UHD. La cámara incluye dos ranuras para tarjetas CFast y SD UHS-II, así como un puerto de expansión USB-C SuperSpeed, para grabar directamente en unidades SATA y NVMe. Además, al activar la opción de grabación en dos tarjetas, la cámara guardará las imágenes simultáneamente en dos unidades CFast a una velocidad máxima de 900 MB/s, o en dos tarjetas SD UHS-II a 500 MB/s. Por otro lado, el puerto de expansión USB-C SuperSpeed en la parte posterior permite grabar en unidades con memoria flash a una velocidad de hasta 900 MB/s, ofreciendo así una tercera opción de almacenamiento.  

En cuanto a los objetivos, la línea de cámaras URSA Mini Pro dispone de una montura intercambiable que facilita el uso de lentes F, EF o PL en la versión URSA Mini Pro 12K, y también B4 en el modelo URSA Mini Pro 4.6K G2

Además, los modelos Blackmagic URSA Mini Pro cuentan con un puerto de expansión USB-C de alta velocidad. Por un lado, la versión 4.6K G2 incluye un puerto USB-C 3.1 Gen 1 con una velocidad de transferencia de hasta 5 Gb/s, mientras que el nuevo modelo 12K presenta una conexión USB-C 3.1 Gen 2 que permite transmitir a 10 Gb/s. Estos puertos facilitan el uso de discos externos y unidades SSD, y en la versión 12K, es posible conectar un dispositivo URSA Mini Recorder para grabar en unidades NVMe rápidas durante períodos prolongados. Estas son óptimas para la captura de imágenes en resolución 12K con el modo de calidad constante Q0 activado en formato Blackmagic RAW de 12 bits o a una frecuencia de imagen alta. Al finalizar el rodaje, basta con conectar la unidad a un equipo informático para empezar a editar y etalonar el material sin necesidad de copiar los archivos previamente.

Los modelos URSA Mini Pro incluyen una versión completa del programa DaVinci Resolve Studio.

Finalmente, el nuevo dispositivo Blackmagic URSA Mini Recorder permite grabar archivos Blackmagic RAW de 12 bits en unidades SSD rápidas de 2.5 pulgadas, incluso en versiones NVMe U.2 Enterprise más modernas que ofrecen una rapidez sin precedentes y una velocidad de transferencia de datos de hasta 900 MB/s. Esto permite filmar durante períodos más prolongados en resolución 4K, 8K o 12K con el códec de mayor calidad (Q0). El grabador se coloca directamente en la parte trasera de la cámara, entre el armazón y la batería, y se controla mediante el puerto USB-C, por lo que no es preciso hacerlo manualmente.