¿Qué quieres buscar?

‘My wonderful west Berlin’, cómo visibilizar la Historia

15/06/2018

Entrevista al documentalista LGBT Jochen Hick

Autora: Carmen (Mina) V. Albert

Material gráfico: La Ploma y Galería Alaska

 

La cuota de pantalla del cine LGTB queda perfectamente definida en palabras de Jochen Hick: “Un heterosexual vería antes un documental sobre la vida amorosa de las ballenas o algunos insectos que sobre la vida amorosa de la gente queer. Es un hecho”. Gracias a la Mostra valenciana La Ploma, tuvimos el placer de entrevistar a este director alemán, que presentaba su última película, My wonderful west Berlin, en el marco del festival organizado por el colectivo Lambda como previo a las fiestas del Orgullo que tendrán lugar durante las próximas fechas en todo el mundo [libre].

Jochen Hick es director de cine, autor, periodista y productor de cine y televisión, centrado en temas socioculturales y LGBT. Entre 2007 y 2010, Jochen fue director adjunto y editor jefe del programa TIMM, el primer canal de televisión para hombres homosexuales en el mundo de habla alemana. Las películas de Hick se han presentado en más de 300 festivales de cine internacionales y recibido varios premios, entre ellos el premio Teddy al mejor documental (2003).

 

MY WONDERFUL WEST BERLIN (English trailer) from GALERIA ALASKA on Vimeo.

A través de material de archivo inédito y de entrevistas a destacados protagonistas de la cultura gay de la ciudad, la película nos adentra en las fascinantes historias del ambiente de Berlín Oeste desde la II Guerra Mundial hasta la caída del muro. Memorias de una comunidad que se vio sacudida por el sida mientras se reunía en leather bars, soñaba nuevas formas de vida en comunas gays, comenzaba a salir a la luz en defensa de sus derechos y construía, poco a poco, una identidad colectiva.

ENTREVISTA A JOCHEN HICK

Sueles hacer la fotografía de tus películas. En este caso, la firmas junto a Alexander Gheorghiu. ¿Cuál es la razón?

Básicamente, suelo rodar mucho en un largo período de tiempo, y es muy difícil encontrar a un DoP que esté disponible durante ese período. 

Es verdad que esta película se hizo de un modo mucho más concentrado, y está todo rodado en Berlín. Por eso, pude hacer casi todas las entrevistas con este otro director de fotografía. Así me pude concentrar más en la dirección y fue una cooperación muy buena. Decidimos hacer las entrevistas sin trípode, queríamos que no estuviera completamente estable y que hubiera un ligero movimiento dentro del plano.

En cuanto a la luz, se hizo casi todo con la luz disponible y algunos reflectores, y muy poca luz artificial. En las ocasiones en que se usó, se debió a la longitud de las entrevistas, en las que no podíamos evitar que el paso del tiempo cambiara la iluminación de la escena.

Jochen Hick durante la entrevista en los Cines Albatexas de Valencia.

¿Te esfuerzas por encontrar una cámara y óptica apropiadas para cada proyecto, o tiendes a funcionar más por cuestiones de presupuesto o disponibilidad?

Alexander quiso tener unas lentes prime de Zeiss, pero no fue una configuración muy cara, ya que no teníamos mucho presupuesto. Rodamos algunas partes con la Canon C100 y un Blackmagic Video Assist HD para lograr un 4:2:2 en lugar de 4:2:0, ya que era la mínima calidad requerida para poder exhibir en televisión. Así son las nuevas normas ahora, por ejemplo si quieres mostrar algo en Arte Televisión; solo el 7% fue hecho con 4:2:0, que es lo más bajo que nos podíamos permitir. La lente era una Zeiss Distagon T * 2/35 ZE, que tratamos de usar con la profundidad de campo más baja.

La segunda cámara fue una Panasonic GH4 con lente Lumix G 25mm f1.7 Asph. No utilizamos lentes vario con la Canon y solo muy pocas veces vario lena con la GH4.

Recientemente, hemos publicado un artículo sobre las dificultades a las que se enfrentan las mujeres en su carrera como directoras de fotografía. ¿Encuentras las mismas dificultades en la industria para la comunidad gay, independientemente de que sean hombres o mujeres?

Bueno, yo la verdad es que conozco unas cuantas directoras de fotografía muy buenas. Hay muchos más hombres, sí. Pero en mi caso, no creo que sea cuestión de por qué llamamos antes a un hombre por encima de una mujer, sino quien está disponible. En mi sector, hay menos DoP lesbianas que gays, en Alemania hay muchas menos mujeres directoras que hombres, pero tenemos un movimiento de mujeres directoras y otro de mujeres DoP (Cinematographinnen). Ellas quieren alcanzar el 50% de la cuota del trabajo que ahora ocupan los hombres y para eso necesitas diferentes jugadores: necesitas canales de TV, necesitas subvenciones y ayudas, y creo que ellas tienen aún un montón de trabajo por hacer. Lo más curioso es que en Alemania tenemos muchas ayudas al cine, y la mayoría de esas ayudas o las más grandes se dieron al menos en el 50% a mujeres. En cualquier caso, pienso que como es algo que está ahora tan encima de la mesa, habrá progreso en este sentido. 

Fotografía de Klaus-Schumannw

¿Ocurre entonces lo mismo con la comunidad LGTB?

Sí. Lo que es cierto es que ambos colectivos conseguimos siempre los pequeños presupuestos.

¿Te interesa solamente hacer cine sobre temática LGTB?

Sí, en su mayor parte he hecho películas de esta temática, porque cuando estoy trabajando en algún proyecto, siempre encuentro cosas en paralelo de las que hablar en otro proyecto. Y además, siempre hago películas sobre cosas de las que no se ha hablado antes. Quizá no estoy interesado en hablar de la historia heterosexual de un tema, pero sí haría la primera película con un ángulo gay o queer sobre esa historia. En Alemania siempre consigues los peores presupuestos, y cuando llegas con tu película a un canal de TV, el comité de selección te dirá que alguien hizo algo parecido hace 10 años y no necesitan otra más, y además piensan que solo la gente queer ve películas queer. De hecho, es cierto: un heterosexual suele ir antes a ver un documental sobre la vida amorosa de las ballenas o los insectos que sobre la vida amorosa de la gente queer. Es un hecho aún. Así que es muy difícil vender nuestros documentales. Ya en ficción es muy difícil de vender y en documentales es aún más difícil.

Sin embargo, con este film fuimos bastante afortunados, porque tuvo bastante audiencia, solo en Berlín tuvimos 10.000 espectadores, lo que para un documental LGBT no está nada mal. Y eso se debe a que incluso muchos ‘heteros’ ven que estoy mostrando un trozo de su historia también, ven lugares donde ellos también estuvieron. Es histórico y también relevante para mucha gente, porque la comunidad queer ha dado cosas a la sociedad, no solo en el clubbing, sino también en otros aspectos.

Es cierto que en Alemania el cine LGTB está más posicionado que en España, por ejemplo con los prestigiosos Teddy Awards que tú mismo ganaste en 2003. Y eso se ve a lo largo de tu narración en la película.

Bueno, sí, y vosotros tenéis a alguien como Almodóvar. No tenemos a nadie como Almodóvar.

No ahora, pero tuvisteis a Fassbinder.

Sí, es cierto, pero fue hace muchos años. Aunque su memoria permanece en el tiempo.

Hablando de la película My Wonderful West Berlin, me gusta especialmente la parte en que muestras la labor de AIDS help y Act Up. Me recordó mucho a la película de Robin Campillo, 120 pulsaciones por minuto, la cual, aunque es ficción, tiene un enfoque muy documental.

Esa película es impresionante.

Si te refieres a esas escenas del documental sobre los activistas de Act Up, están extraídas de un corto que yo hice a principios de los 90. Es la parte en que se concentran todos los activistas en Florida en un meeting anual. Eso ocurrió en el 91 y el film estuvo en la Berlinale en el 92.

Desafortunadamente hay muy poco material de Act Up y de todo este tipo de cosas que cuento en el documental. Si tú vas a los archivos de las televisiones, solo encuentras películas de los 80 de una calidad horrible, de un minuto o minuto y medio, que se hicieron para las noticias o algo así. Pero nadie en los medios tuvo interés en hacer algo interesante relacionado con estos temas. Hay algo en los programas de entrevistas, pero nada en comparación con lo que encuentras en Estados Unidos. Aunque eso es algo que creo que ocurre en general en Europa en comparación con Estados Unidos, donde siempre ha existido esa tendencia por registrarlo todo, incluso mucha gente graba a sus familias y hace documentales. Eso es muy raro en Alemania. Por ejemplo, en los 50 y 60 no hay casi nada. ¿Recuerdas esas imágenes en Suiza en la montaña hechas en Super 8? A veces encuentras en los archivos cosas en negativo de los 60, y en algunas escasas ocasiones encuentras películas con temática gay en los sesenta, como la que incluyo en este film al principio del todo, en blanco y negro. Este es de un programa de los 60, que es más inteligente en algunos comentarios que muchas de las cosas que puedes ver hoy en día. Pero es muy raro encontrar algo así en los archivos de tv en mi país. 

Bueno, te aseguro que aquí las posibilidades de encontrar algo así en la televisión de los 60 son nulas.

Lo sé. Y la gente se estaba queriendo igual, pero nadie lo registraba.

Hay muchas fotografías hechas de propiedad privada, de bares y gente gay, pero ocurre mucho que, por ejemplo, el museo gay en Berlín tiene muchas fotos, pero pocas de ellas en los bares. Así que ¿cómo describes un bar si no hay referencias? Incluso esas imágenes de los interiores a veces han sido donadas por gente que sigue viva. A menudo la gente las cede para el museo gay, pero para una película no, porque una persona aparece drogada, por ejemplo, y no entiendo por qué, porque realmente no se le reconoce, o ya han muerto,…así que no nos las cedieron y no lo pudimos mostrar. Es realmente dura la recopilación de material y te encuentras con todo este tipo de problemas.

Y entonces, ¿de dónde has sacado todo el material que vemos en la película?

En parte es material privado que me han cedido. Por ejemplo, las imágenes de las manifestaciones, uno de los entrevistados que es pintor y profesor las rodó en Super 8, así como otro material proviene del movimiento homosexual en Berlín Oeste. Si no lo hubieran hecho, a día de hoy simplemente no tendríamos nada. Porque no hay nada más de esas marchas por la ciudad entre los años 72 a 74. La TV no lo filmó.

Me ocurrió lo mismo en las dos últimas películas, The East Berlin y The GDR Complex. En esta última fue incluso peor, porque no había nada de antes de los 80, cero. Y de principios de los 80 había algo sobre la homosexualidad, sobre lo malo que era el SIDA en programas de debate, pero antes de eso nada. Solo podía encontrar fotos, y tuve que recurrir a testigos de la época hablando de sus vivencias. Aquí hemos tenido suerte de que el movimiento HIB (homosexual initiative Berlin) se formara en el Oeste y estas personas además hasta se filmaron a sí mismos sentados en el centro de la Alexanderplatz en Berlín, y sin esto no hubiera sido posible hacer la película, porque yo no quiero engañar al público. Otros se habrían basado solo en una foto de tres mujeres estando juntas y con eso decir que eran lesbianas, pero eso no está bien, porque necesitas más material, atmósfera, material original y creíble.

También es verdad que había material en vídeo, pero en muy mala calidad.

Imagino que lo tratarías en profundidad en postproducción.

Sí, lo reescalamos y en general intentamos mejorarlo todo lo que pudimos, lo transferimos a vídeo de mayor resolución, realizamos mucha corrección de color, etc. El Super 8 siempre queda mejor aunque esté en mal estado.

Bueno, a día de hoy, también puede ser estético el resultado vintage de los ochenta, como en el caso de los documentales de Ross McElwee que pudimos ver hace poco en Documenta Madrid.

Sí, pero el problema es que con este proceso de copiado el color desaparece en la mayoría de los casos, se queda una imagen lavada y sin contraste en la que se distingue muy poco el contenido.

Fotografía de Peter Hedenström

¿Cuánto tiempo tardas en hacer un documental como este?

Dos años o dos años y medio. No es que esté todo el tiempo rodando, claro está. Mucha gente te dice que lleva 11 años trabajando en un proyecto y eso son chorradas, la mayoría del tiempo has estado tomándote un café latte en una cafetería con tu ordenador. Pasas mucho tiempo buscando en el archivo y después seleccionando entre este material. 

Antes hablábamos de 120 pulsaciones por minuto, y cuánto me recordaba tu película a aquella. Ahora que acabamos de hablar, tengo claro que Robin Campillo te debió usar como referencia (niega con la cabeza, sonriendo). ¿Estás interesado en hacer ficción?

He hecho dos películas de ficción, una de 1990 (Via Appia) que fue incluso exhibida en Estados Unidos. La otra la rodé en el año 2000. El tema es que la ficción conlleva mayor presupuesto. Los documentales son más baratos y en la ficción tienes menos posibilidades de hacer lo que quieres sin el dinero suficiente.  Por otro lado, también tiene menos credibilidad lo que cuentas, porque en el documental al menos siempre tienes el material de archivo del que hablábamos.

De todos modos, sigo pensando que hago algo más que documentales, porque hay un significado entre medias. Hay una tercera capa tras lo que estoy contando. No me gustan los documentales donde solo se siguen situaciones o se habla de la vida de un personaje. Eso no me interesa. Quiero que haya interacción y puntos de discusión, contradicciones, en lo que muestro. Estoy más interesado en temas que muestren situaciones complejas. No me gusta nada una tendencia que hay ahora en los documentales sobre todo para televisión, que, influenciados por las series británicas, recrean dramáticamente una situación. Siempre tienen que tener un aspecto biográfico de alguien. El cine no es para mostrar a alguien o algo, hay demasiadas formas distintas de ver la realidad, perspectivas diferentes y hay que liberarlas. Por eso hago cine, no para perseguir a alguien y mostrárselo a los demás.

Así que quieres tomar partido de lo que estás contando.

Lo hago. Mi mirada está en todos mis filmes. Está en la manera en que veo las cosas, qué clase de puntos de vista tengo. Por eso esta película se titula My wonderful west Berlin, porque puedes haber hecho 50 películas diferentes sobre el Berlín queer o lésbico, o lo que sea, pero esta es la que hice yo. Es objetiva por las cosas que cuenta, pero también es subjetiva porque la Historia no está grabada en piedra y de hecho es curioso cómo la gente cambia su manera de ver las cosas cuando miran atrás a los 60 o 70, y esto me resulta también muy interesante, todos estos personajes y lo que hacen ahora, sus perspectivas de aquello y en qué se han convertido (sus cambios en su vida sexual, su paso de la izquierda a una visión más conservadora de la vida, etc.), y pienso que para mí es también una película sobre cómo miramos la Historia, especialmente en estos días con todas las discusiones sobre el post colonialismo o ver la Historia desde la perspectiva de la mujer,…incluso en la perspectiva gay hay muchas visiones diferentes. La Historia no es algo estático, sino que se mueve y cambia según la visión de cada uno.

Del mismo modo que has servido de influencia muy posiblemente a gente más joven como Robin Compillo, ¿Qué te influye a ti de otros para hacer tus trabajo?

Por ejemplo, el documental Sans Soleil (Chris Marker) y las películas de Johan van der Keuken, son filmes que me dejaron muy imresionado y me influenciaron cuando estudiaba, pero también admiro otras propuestas como Fahrenheit 911 o Bowling for Columbine por su relevancia. Recuerdo también Pesadilla de Darwin de Haubert Sauper. 

Vivir rodando MÁS LEÍDOS
Relacionados
Vivir rodando 25/05/2023

La fotografía de José Luis Alcaine AEC en ‘Extraña forma de vida’, de Pedro Almodóvar

‘Extraña forma de vida’, el western de Pedro Almodóvar protagonizado por Ethan Hawke y Pedro Pascal, llega este viernes 26 de mayo a los cines de España tras su estreno en el Festival de Cannes. Fuimos de los pocos afortunados en ver la película antes de su estreno y hemos podido disfrutar de una conversación apasionante con el maestro Alcaine sobre su aproximación visual, basada en el uso de diafragmas cerrados para conseguir una gran profundidad de foco, un concepto que comenzó en 'Madres paralelas' y que en esta película de 31 minutos alcanza su esplendor, cobrando todo el sentido.

A fondo 17/07/2023

La fotografía de ‘Argentina 1985’, un cara a cara con la Historia

'Argentina 1985' fue una de las películas en lengua hispana que arrasó durante la temporada de premios pasada, consiguiendo la nominación al Óscar y el Premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana, entre muchos otros reconocimientos. El film de Santiago Mitre, escrito por él mismo en colaboración con Mariano Llinás y Martín Mauregui, y con dirección de fotografía de Javier Julia ADF, conquistó a la crítica y conmovió a los espectadores, especialmente a aquellos que tenían presente el borrón de una dictadura en su memoria histórica. Como la del golpista Jorge Rafael Videla y su Junta Militar, que en solo cinco años (los que duró el autodenominado "Proceso de Reorganización Nacional") sembró el terror en la sociedad argentina, utilizando el secuestro, la tortura y el asesinato en masa -más de 30000 desaparecidos, y muchos de ellos artistas, intelectuales, profesores y alumnos- como herramientas para acabar con la disidencia política. 

Vivir rodando 13/02/2023

Entrevista a Álex de Pablo, Premio Goya a la Mejor Fotografía por ‘As bestas’

As bestas, coproducción con Francia y mejor película hasta la fecha del binomio artístico Sorogoyen / de Pablo, se llevó nueve Goyas en la 37 edición de los premios de la Academia de Cine: Goya a mejor película, mejor dirección, mejor guion, mejor dirección de fotografía, mejor montaje, mejor sonido, mejor actor protagonista y de reparto y mejor música original. Álex de Pablo ganaba el Goya a la mejor fotografía en la segunda nominación de su carrera. Para celebrarlo, como acostumbramos tras la gala de los Goya, os ofrecemos esta conversación, publicada originalmente en Camera & Light #120, donde el director de fotografía comparte el enfoque fotográfico de este thriller rural, además de explicar sus ideas más personales alrededor del oficio y el arte de la dirección de fotografía.

Industria 04/05/2023

Espacio AEC: ¿Cómo llamamos a una película que no se puede ver?

Si uno ha nacido a finales de los 70 o principios de los 80, es una de esas personas que ha crecido pasando por varias 'transiciones'. Y no me refiero a lo político (al menos no exclusivamente) sino a esos fenómenos que cambian cómo percibimos el mundo y el modo en el que vivimos. Entre ellas está obviamente internet, pero hace casi doscientos años una de esas transiciones la protagonizó la fotografía gracias a Joseph Nicéphore Niépce, autor de la primera fotografía de la historia.

Vivir rodando 05/05/2023

La fotografía de Gorka Gómez Andreu AEC en ‘Las buenas compañías’

Las buenas compañías se estrena este viernes 5 de mayo en salas de cine de España tras su paso por la sección competitiva del festival de Málaga, certamen donde obtuvo el Premio del jurado joven. Recientemente, la cinta ha ganado también el premio del público en el Festival de Derechos Humanos de San Sebastián. Un retrato íntimo con una sólida planificación y dirección actoral de la también actriz Silvia Munt que nos desvela una de esas historias con nombre de mujer(es) olvidadas por la Historia. El director de fotografía Gorka Gómez Andreu AEC nos ha contado los detalles de su proceso de rodaje. Como siempre, es recomendable leer el artículo una vez visto el filme.

Vivir rodando 07/09/2023

Una mirada antropológica en modo ‘ciervo sagrado’: así es la fotografía de ‘El cuerpo en llamas’

El director Jorge Torregrosa (Fariña, Intimidad) y el director de fotografía Ricardo de Gracia AEC (La enfermedad del domingo, Fariña, Red Rose) huyeron de los códigos del thriller para llevar a la ficción episódica el famoso caso del crimen de la Guardia Urbana, uno de los sucesos más mediáticos de los últimos años. Los cineastas estaban más interesados en mostrar esta historia basada en este fatal hecho real a modo de análisis psicológico, dándole al espectador la perspectiva de un investigador que escudriña a sus personajes como si estos fueran animales de laboratorio.

Síguenos
  • Youtube Camera&Light Magazine
  • Threads Camera&Light Magazine
  • Mailchimp Camera&Light Magazine
  • Facebook Camera&Light Magazine
  • X Camera&Light Magazine
  • Instagram Camera&Light Magazine
  • Linkedin Camera&Light Magazine