Suscríbete a nuestro boletín
Cada semana recibirás nuestras últimas noticias y novedades.
 
PELICULAS
La poderosa belleza de la gente corriente
12/04/2022
Ignasi González Insa, colorista senior de Moonlight Barcelona, revela cómo logró el acabado de 'seis días corrientes' en DaVinci Resolve

Seis días corrientes de Neus Ballús catapulta al público al mundo cómico, original y a veces surrealista de tres manitas que pasan una semana yendo de puerta en puerta por las periferias de Barcelona para realizar varios tipos de arreglos. En el último número de Camera & Light entrevistamos a la directora y a su directora de fotografía Anna Molins: ahora profundizamos en su corrección de color.

Los tres protagonistas de la historia son tres fontaneros reales: Pep Sarrà, un veterano perfeccionista a punto de jubilarse, Valero Escolar, testarudo y estrecho de miras, y el tímido marroquí Mohamed Mellali, durante su primera semana de trabajo, bajo la atenta mirada de sus dos compañeros.

Con elecciones cinematográficas que mezclan audazmente el estilo documental con una estructura de seis capítulos típica de la ficción, la película consigue retratar los fuertes temas y prejuicios culturales de la sociedad.

El guion de Neus Ballús y Margarita Melgar ha recibido numerosos reconocimientos y estuvo entre las nominaciones del Festival Internacional de Cine de Toronto y la película ganó 5 premios Gaudí, incluyendo mejor película y dirección. Ignasi González Insa, colorista senior de Moonlight Barcelona, revela cómo logró el acabado de las imágenes en DaVinci Resolve.

"Desde el principio, hemos compartido la visión creativa de Neus y de la directora de fotografía Anna Molins, que quería centrarse en una estética de color que potenciara la naturalidad de cada plano para mantener la singularidad de cada personaje", dice Ignasi.

"El objetivo era emular la colorimetría y la consistencia de la película negativa Kodak Vision3 16mm 50D, con menos grano y mayor definición", continúa colorista.

"Tratamos de atenuar algunos de los colores más primarios que nos habrían llevado demasiado al estilo documental", continúa. "En su lugar, buscamos un aspecto natural, con una temperatura hacia cálidos y tonos tierras. Al hacerlo, nos aseguramos de preservar el contraste natural de la gama de colores de la película en cuanto a la luz".

Y añade: "Me ayudó mucho trabajar con una combinación de Compounds y Parallel Nodes en el Group Post Clip de Resolve, con el look de salida. Eso me permitió combinar LUTs y looks que había generado previamente para encontrar rápidamente la estética que buscábamos durante el DI sin perder tiempo."

El etalonaje también se basó en la gestión manual del color mediante la herramienta de Colour Space Transformation, utilizada junto con el mapeo de luminancia y saturación para lograr una interpretación más precisa y coherente del color, del contraste y de la saturación en todas las escenas.

Aunque no se trabajó en un flujo de trabajo de ACEs, el acabado de la imagen se benefició del plugin ACEs Transform OFX integrado en DaVinci Resolve. 

"Lo utilicé para ocuparme de los detalles más técnicos, como la exposición y la temperatura de cada toma, al tiempo que ayudaba a unificar la gestión del color. El enfoque también ayudó a conseguir la suavidad que queríamos ver en los personajes al sobreexponer o, en algunos casos, reducir los niveles de contraste.

La escenografía supuso un reto importante en la postproducción, ya que los personajes se veían obligados a trabajar en espacios pequeños y cerrados, entre cables eléctricos que no funcionaban, polvo, escaleras y herramientas.

Eran espacios pequeños y a menudo densos, cada uno con sus propias condiciones de iluminación. Utilizando el plugin ACEs transform OFX y las Power Windows, pudimos conseguir la información y la suavidad que queríamos en los personajes, sobreexponiendo y a veces descontrastando los colores de la forma más técnica posible."

"DaVinci Resolve fue un gran aliado para ayudarnos a conseguir la estética de color de la película", concluye Ignasi.